dimarts, 20 de desembre de 2011

La Fassymanía ataca de nuevo


Creo que me voy a correr. 
Que voy a hacer footing, digo.
Malpensados.

diumenge, 11 de desembre de 2011

Oh my Twitter

Yo siempre había odiado esto del Twitter, no sé por qué. Bueno, en realidad no siempre. Hace mucho tiempo, me hice una cuenta para seguir de cerca a mi ídolo del alma, hasta que por culpa de unos acosadores tuvo que cerrárselo.

Luego todo el mundo empezó a hacerse Twitter compulsivamente y a mí me dio pereza pertenecer a algo tan mainstream, hahaha. No, simplemente había perdido mi razón de ser. 
Ahora que estoy pasando por una especia de crisis existencial y tecnológica (se acerca mi cumpleaños y huelo a portátil nuevo y a BlackBerry), he querido volver a inmiscuirme en este mundillo del pajarillo azul, en parte siguiendo los pasos de Larisa. Y he descubierto la respuesta a todas mis preguntas. Bueno, no a todas, pero a unas pocas.

La cuestión es que me da mucha pereza escribir en el blog (aunque lo estoy haciendo ahora mismo). Me da pereza ponerme a escribir, porque luego descubro que a la que entro, tecleo y tecleo todos mis pensamientos. Total, que entre poner todo lo que se me pasa por la cabeza en el facebook e invadir los muros de mis "amigos" y poner en un blog una frase sin sentido que probablemente no verá nadia, tiene que haber un término medio. Y ese término medio podría ser el twitter. Un sitio donde tengo límite de carácteres, y no me puedo ir por las ramas, pero en el que puedo postear varias veces al día sin sentirme pesada (porque, coño, todo el mundo lo hace). Y además, está de moda. He encontrado ahí a mucha gente. Y vicia. Quiero entenderlo más. No puedo escribir el blog desde la BlackBerry, pero sí en Twitter.

Si alguno tenéis o me queréis visitar, os dejo la dirección de mi pobre y joven twitter.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...