dissabte, 26 d’agost de 2017

Por qué he decidido hacerme semivegetariana

¿Semivegetariana? ¿Qué es eso? El semivegetarianismo, también conocido como pesco-pollo vegetarianismo, es una opción de dieta en la que la persona no come algunos tipos de carnes (de mamíferos, en mi caso), pero sí de aves o pescados.

Para mí, que he comido carne y pescado toda mi vida, me era muy difícil dejar de comer productos animales de golpe, porque ya lo tenía muy integrado y, seamos sinceros, me gusta mucho la carne y el pescado... Llevo ya más o menos un mes y de momento todo perfecto. Tengo el comodín del pollo y el pescado como proteína principal, y puedo comer casi todo lo que comía antes, o encuentro fácilmente alternativas.


Y aunque hace mucho tiempo que comparto ciertos ideales y valores con personas vegetarianas o veganas, y las admiro mucho por ello, no puedo llegar a hacerlo del todo. Y sí, me he quedado a medias (de ahí lo de 'semi'), pero pienso que es mejor dar un paso adelante, que no hacer nada de nada. Yo aún no me atrevo a ver 'Earthlings' o vídeos de esos "que te harán vegano". Ya lo sé, lo que hay, pero no puedo verlo. Soy muy cobarde en ese sentido...


Aunque mi cambio no es muy radical, hay muchos que no lo entienden, o me cuestionan, pero es mi decisión. Es decir, yo no voy a ir a deciros: "eh, deja de comer vaca porque es un animal inteligente y sintiente que sufre", pero tampoco quiero que me venga la gente y me diga "pero el animal ya está muerto, si no te lo comes tú se lo comerá otro...", o "es que necesitamos la carne roja para subsistir, el animal se cría para eso, si no no existirían...". Porque me da igual. Primero, si se cría un animal sólo para comértelo, pues casi mejor que no existiera, ¿no? Pero bueno, eso es otra historia. Y sé que mi cambio no va a afectar en nada a como funciona la industria cárnica, pero son mis valores, y yo me siento mejor conmigo misma, y eso es suficiente.

Vamos al asunto real, ¿qué me llevó a hacer el cambio? Fueron muchas cosas, hay los predisponentes y los precipitantes. ¿Los predisponentes? Que tengo dos perras. Que realmente no hay nada que diferencie esencialmente a mis perras de cualquier otro mamífero, como una vaca, un cerdo o una nutria. Hay niveles más altos de inteligencia y conciencia entre los mamíferos, sí, pero todos sienten y sufren. Los humanos también somos mamíferos, aunque se nos olvide, y aunque estemos más evolucionados, todos venimos de ahí mismo, al final. Y no, no estoy comparando el valor de la vida de un humano a la de cualquier animal, pero creo que no todo es blanco o negro, hay matices. 


¿Y entonces por qué un pez sí y un conejo no? Yo creo que todas las vidas deberían ser iguales, pero no es así. Y tampoco creo que la vida de un caracol sea equiparable a la de un cerdo, ni la vida de un cerdo a la de un humano. ¿Qué es lo que hace que una vida tenga más valor? Para mí, entre otras cosas, el valor de una especie, según está montado nuestro mundo, depende del valor que le dan sus congéneres. Es decir, cuando una gamba se reproduce, ¿hay relación entre los progenitores y la descendencia, hay lazos emocionales, hay conciencia del otro? Yo creo que no, o no al mismo nivel que entre los mamíferos, en el que toda la comunidad se puede volcar por un individuo, y sufrir por su sufrimiento. Las gambas no sienten nada por las demás gambas.

Todos hemos visto vídeos de un elefantito que se queda atrapado en un agujero y todos los elefantes adultos intentan sacarlo, todos hemos visto vídeos de madres simias con el bebé en brazos. Y les dan unos cuidados muy extensos, tienen sentimientos por sus congéneros y sufren, al verlos sufrir. Todos hemos visto también cómo lloran las orcas cada vez que llegan los barcos y se llevan los bebés. Y quién me diga que los animales no tienen sentimientos, ya puede cerrar esta página porque no le interesará nada de lo que yo diga aquí.

Sé que el hecho de que una gamba tenga menos valor que un elefante no justifica que uno se deba comer y el otro no, pero los animales tienen sus cadenas alimentarias y es como está hecho el mundo, y por eso yo he decidido comer unos animales y otros no, aunque lo ideal para mí sería no consumir ningún producto animal, pero lo veo difícil para mí, y explico el porqué de mi elección. Aunque sea incompleta, aunque sea contradictoria. Pero realmente creo que los mamíferos son los que más sufren en la industria cárnica, o al menos son más conscientes del maltrato. Yo no he visto nunca a un pez chillar de dolor, pero sí a una vaca que arrastraban al matadero. Perdonadme, pero lo veo diferente.

El camino a una vida más justa con todos es muy difícil, incluso a veces imposible, pero está en nuestra mano dar los pasos que nos lleven a ello. Meri, mi compañera de trabajo, que es vegetariana, y también tiene dos perras, me recomendó este libro:

Resultat d'imatges de like dogs, eat pigs

Aún me lo tengo que leer, pero lo dejo por aquí si a alguien le interesa, y vamos, sólo con el título, ya te hace plantearte lo más básico. Igual que en otros países veneran a las vacas, o en otros se comen a los perros y a los gatos (qué locura, ¿verdad? Que los maltraten y maten como aquí nosotros maltratamos y matamos a otros mamíferos), nuestra cultura está asentada sobre unas bases que son relativas y cuestionables. 

Antes hablaba de los predisponentes y los precipitantes, y aunque parezca una tontería, el precipitante fue una película que ha salido este verano: Okja.



Como decía antes, no me atrevo a ver vídeos reales de maltrato animal o de mataderos reales, porque es que no puedo, no me veo capaz. Pero esta película ilustra eso, sin tener que verlo realmente. Es una película que le pondré a mis hijos, seguro. 

La trama es sencilla: se crea una nueva raza de cerdo, el "súper-cerdo", para alimentar a la población, y reparten ejemplares por todo el mundo para ver, en un concurso, cuál tiene el mejor método de crianza. Es una película que puede ver cualquiera, porque es explícita sin ser grotesca, y con la metáfora del "súper-cerdo" te dice las cosas claras, sin decírtelas.

De nuevo, quiero dejar claro que no quiero convencer a nadie, aunque sí creo que todos deberían ver la película. Y un inciso, mis perras sí comen carne de mamíferos. Porque son perras y ellas sí necesitan esas proteínas para su mejor desarrollo, aunque también intento decantarme más por las opciones con pollo y pescado, pero tengo que mirar por ellas y no por mí. Creo que obligar a un perro a llevar una dieta vegetariana o vegana es un error, incluso maltrato, porque ellos no pueden decirte lo que realmente necesitan, y no eligen. 




Más adelante haré un post sobre qué han comido y qué comen mis perras, y sobre nutrición canina, que es algo de lo que me he documentado muchísimo.

0 INTENTOS:

Publica un comentari

:)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...