dimarts, 17 de maig de 2016

He donado mi pelo

Pues sí, parece una locura (en parte lo fue), pero he ido a mi peluquería, les he pedido que me corten el pelo más de 20 cm (es lo mínimo para donar) y lo he donado a Mechones Solidarios para que puedan hacer pelucas para mujeres y niñas afectadas de cáncer que, debido a la quimioterapia, hayan perdido su pelo.



¿Cómo empezó todo? Supe de esta iniciativa gracias a una alumna de la academia, ya que me contó que iban a ir voluntarios a su escuela para pedirle a las chicas que quisieran colaborar, que se cortaran 20 cm como mínimo de pelo, para donarlos. 

Supe de la página y fui a informarme, ya que hacía un par de semanas que pensaba en cortarme el pelo, y si además tenía un incentivo y un número fijo de centímetros, me sería más fácil decidirme y dar el paso.

Porque vamos a sincerarnos: no puedo llevar melena larga. Me encantaría, veo chicas con un pelo largo y precioso y voluminoso y pienso "qué envidia". Pero hay que afrontar la realidad, yo no puedo. 

Ojalá, pero no
Mi pelo (por muchos champús ecológicos que me ponga ) no pasa de cierta longitud. Se me abren las puntas y se me quiebra, por lo que a medida que avanza mi pelo, tengo menos y menos, poco voluminoso, y es un fastidio. Llevo un año y medio con el pelo exactamente igual, porque a partir de ahí, no me crece sin romperse. Y paso de extensiones, porque ya es suficiente fastidio lavarme el pelo y secármelo cada vez con la longitud que tiene ahora, pues imagínate.

Total, que quería cortármelo, porque hace tiempo lo llevaba corto y la verdad es que era muy cómodo, y lo tenía mucho más sano y voluminoso. Y que es pelo, ¿sabes? Que si no me queda bien, ¡pues ya volverá a crecer! Yo aquí preocupada porque mi pelo no es bonito, mientras hay mujeres y niñas que no tienen ni pelo, no es justo.

Así que donar mi pelo (aunque sea feíllo y tenga poco) era la mejor opción. Espero que puedan utilizarlo y alguien lo lleve en su cabeza y se sienta guapa. Además donar es muy fácil.

Fui a mi peluquería de siempre, me hicieron una coleta, midieron los 20 cm de rigor, y luego me hicieron una trenza para que se puediera guardar el pelo mejor. Y me cortaron por encima de la coleta. Luego me lavaron el pelo y me hicieron el peinado, pero eso es otra historia a parte.


Con el pelo ya bien puesto, lo guardé en una bolsita de estas de envasar alimentos, por ejemplo, y dentro de un sobre acolchado con la dirección dónde tengo que enviar el pelo, y ale, al buzón más cercano.


Estoy muy contenta con el resultado. Me queda bien, creo. Me da vergüensita pero voy a poner un par de fotos para que lo veáis. Además hay que aprovechar a que está bien peinado de peluquería, que luego cuando me tenga que peinar yo, ya será otro cantar.


2 INTENTOS:

:)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...