dijous, 25 d’agost de 2011

Vacaciones en Madrid

Estoy exhausta.
Estoy en una residencia militar de Madrid a todo lujo. He ido en Metro, he ido al Teatro, he cenado en Kentucky Fried Chicken, y no me he podido bañar en la piscina de la residencia porque a un niño le dio por vomitar dentro del agua justo cuando yo me iba a meter.
Estoy hasta la coronilla ya de mi familia. Mañana vamos hacia Sevilla en coche (5 horas) a ver a unos amigos de mis padres (2 matrimonios y 4 niños). Horrible. Estoy de muy mala leche.
Me quedan 22 minutos de batería, y resulta que el WiFi no funciona en mi habitación. Fuera sí, pero dentro no. Cosas de las residencias militares, no sé. Ayer iba y ahora ya no. Grrr, me da rabia.
Mañana pasado me iré al pueblo de Ronda (Málaga) con la familia de mi padre. Horrible será también. Y así hasta el día 5 de Septiembre. Rodeada de una familia que detesto normalmente, y sin Internet. Y sin sexo, claro. Nada de nada. De nada. NUNCA estoy sola (con lo que me gusta a mí estarlo), y no sólo por el tema sexual, sino que adoro la intimidad.
Dios tengo a mi padre dando vueltas por aquí hablando por el móvil. Y a mi madre, la mujer más pesada del mundo, a la que odio. No me puedo concentrar, tengo que estar cambiando de pestaña todo el rato, y la batería se va muriendo. Dios, mataré a alguien. Ayudadme, por favor.

Esto es una mierda. Quiero volver a mi casa. Quiero estar SOLA. O con él. Joder, dos días fuera y ya le echo de menos. No se lo merece. Voy a matar a mis padres. Guardadme el secreto. Adios.

divendres, 19 d’agost de 2011

La felicidad no es creativa


No sé si soy yo que estoy poco inspirada con esto del blog, o es que la estabilidad y la felicidad que siento ahora no me deja pensar en nada más que en amor, sexo y otras drogas duras, cosas que una vez gustan, pero si se van repitiendo llegan a cansar. Podría llenar entradas sobre comentarios subidos de tono, sobre lo contenta que estoy con mi historia de amor, para demostrarle al mundo de una vez por todas que sí, que tienen razón, que soy una ninfómana, que sólo pienso en lo mismo.

Estoy súperinspirada últimamente con la novela y se me han ocurrido cosas que me hacen estar orgullosa de mí misma, sobre todo después de una etapa de apatía y decepción. Le estoy haciendo cosas muy bestias (incluso sádicas) a mis personajes. Los estoy haciendo más complejos. Antes eran claramente buenos o claramente malos, ahora creo que son más humanos. Hacen cosas correctas, y se equivocan. Ahora traicionan, pero merecen también segundas oportunidades. Me gusta mucho más así, es más real y más divertido. Pobrecillos.

Estuve decepcionada porque aunque sabía que pasaría, por muchas veces que pase no me acostumbro a la decepción de ver a gente que me dice: "oh, pásame tu novela, me la leeré", y luego ni la abren. Es demasiado importante para mí. Tengo que acabarla en un mes, y necesito que quien la quiera leer de verdad lo haga antes de ese tiempo, así que he decidido desistir, y sólo se la dejaré ver a esas personas que realmente se han interesado ya, que son sólo dos; y una de ellas es mi hermana (bendita sea, no sé qué haría sin ella). También le estoy muy agradecida a la otra persona, porque le guste o no la novela, al menos se la está leyendo (o finge muy bien jajaja).

Estoy preocupada por dos cosas: un callo que tengo en el pie que me ha dejado coja y me impide muchas cosas, aunque tengo un infermero personal muy majo que me ayuda a curarme; y que dentro de cuatro días me voy al pueblo de mis abuelos en Andalucía durante dos semanas. Sin Internet. No me preocupa que mi mozo me ponga los cuernos, porque no creo que ni le diera tiempo, pero me preocupa aburrirme, como siempre, que mis padres me riñan por ser una antisocial, que eche demasiado de menos a mis amigos y mi estilo de vida en casa... Me iré a cualquier bar que tenga WiFi y os contaré cómo me va de vez en cuando, así no me siento tan solica.

diumenge, 14 d’agost de 2011

Uau

Y tú nombrándome entre gemidos.
No pude contar cuantas veces.
Se me fue la cabeza.

dimecres, 10 d’agost de 2011

dilluns, 8 d’agost de 2011

Que me pilla el toro

Me estoy durmiendo en los laureles. Cierto que éste está siendo el mejor verano de mi vida, y que lo que creía que sería una etapa de depresión y aburrimiento infinito se está convirtiendo en realidad en mucho  entretenimiento y felicidad. Espero que dure. 

Bueno, el tema es que quiero presentar mi novela para un concurso que empieza el 30 de septiembre, y aún me queda mucho camino que recorrer.

Estoy estancada. Tengo que cambiar tanto un capítulo que me da pereza ponerme a ello, y me frustra porque en realidad tengo muchísimas ganas de acabar ese maldito capítulo que se me cruza para llegar al siguiente, que es mi favorito y con el que me voy a cebar. Pero tengo que ponerme las pilas. Esta última semana he estado ocupada, de un lado a otro, con la familia, con amigos, con romances... Pero juro que ahora me voy a poner en serio a hacer algo útil. Intentaré no jugar al Fallout New Vegas, ni a Los Sims.

¡A tope!

dilluns, 1 d’agost de 2011

Arriésgate

Estoy tan contenta que podría vomitar arcoiris ahora mismo.
Las cosas buenas no llegan porque sí. Hay que buscarlas, seguirlas hasta casa, acosarlas por teléfono. Si quieres algo, haz todo lo que tengas en mano por conseguirlo. Si tienes una idea, hazla. ¿Que parece una locura?, vale, pero inténtalo, al menos.

Puede salir bien. Si no te arriesgas nunca lo sabrás. Yo me he arriesgado. Me he arriesgado muchísimo, he estado a punto de perder algo grande. Pero he ganado algo mayor. De eso se trata. Sal ahí, habla, pregunta, sugiere, siempre con la cabeza sobre los hombros. No pidas la luna, pero pide una escalera para llegar más cerca. Y si puedes, constrúyela tú.

Lo dije, siempre consigo lo que quiero, porque me esfuerzo. Las cosas pueden no salir como habíamos pensado en un principio, pero podemos cambiar la forma en la que nos lo queremos tomar, y salir ganando siempre de cualquier situación, por mala que nos parezca. Todo nos ayuda a crecer.

Y ahora, os dejo el video de las alucinaciones de Dumbo. ¿Por qué? Porque me hace mucha gracia, y porque lo acabo de descubrir, después de años sin recordar esta escena. Atención a la letra, que no tiene desperdicio.


¿Quién es? ¿Quién va?
Ya empiezan a desfilar
vienen ya,
mira qué saltos dan.
Serán quizá
parientes de Satanás.

Ya están aquí,
en torno a la cama van
al revés,
como acróbatas,
terror me dan,
me quieren enloquecer.

¿Qué voy a hacer?
¡Yo no lo sé!
¡Ya no me vuelvo a embriagar!

Al que abusa del licor
se le aparece una visión,
son elefantes en color
que espantan y dan terror.

¡Yo que al diablo desafié
y que la cola le arranqué,
los paquidermos tricolor
han hecho que pierda mi gran valor!
¡Ay, qué horror!
¡Déjenme en paz!
¡No puedo más!
¡Ya se van!
¡Ya se van
las ánimas del terror!
Las ánimas....
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...