divendres, 19 d’agost de 2011

La felicidad no es creativa


No sé si soy yo que estoy poco inspirada con esto del blog, o es que la estabilidad y la felicidad que siento ahora no me deja pensar en nada más que en amor, sexo y otras drogas duras, cosas que una vez gustan, pero si se van repitiendo llegan a cansar. Podría llenar entradas sobre comentarios subidos de tono, sobre lo contenta que estoy con mi historia de amor, para demostrarle al mundo de una vez por todas que sí, que tienen razón, que soy una ninfómana, que sólo pienso en lo mismo.

Estoy súperinspirada últimamente con la novela y se me han ocurrido cosas que me hacen estar orgullosa de mí misma, sobre todo después de una etapa de apatía y decepción. Le estoy haciendo cosas muy bestias (incluso sádicas) a mis personajes. Los estoy haciendo más complejos. Antes eran claramente buenos o claramente malos, ahora creo que son más humanos. Hacen cosas correctas, y se equivocan. Ahora traicionan, pero merecen también segundas oportunidades. Me gusta mucho más así, es más real y más divertido. Pobrecillos.

Estuve decepcionada porque aunque sabía que pasaría, por muchas veces que pase no me acostumbro a la decepción de ver a gente que me dice: "oh, pásame tu novela, me la leeré", y luego ni la abren. Es demasiado importante para mí. Tengo que acabarla en un mes, y necesito que quien la quiera leer de verdad lo haga antes de ese tiempo, así que he decidido desistir, y sólo se la dejaré ver a esas personas que realmente se han interesado ya, que son sólo dos; y una de ellas es mi hermana (bendita sea, no sé qué haría sin ella). También le estoy muy agradecida a la otra persona, porque le guste o no la novela, al menos se la está leyendo (o finge muy bien jajaja).

Estoy preocupada por dos cosas: un callo que tengo en el pie que me ha dejado coja y me impide muchas cosas, aunque tengo un infermero personal muy majo que me ayuda a curarme; y que dentro de cuatro días me voy al pueblo de mis abuelos en Andalucía durante dos semanas. Sin Internet. No me preocupa que mi mozo me ponga los cuernos, porque no creo que ni le diera tiempo, pero me preocupa aburrirme, como siempre, que mis padres me riñan por ser una antisocial, que eche demasiado de menos a mis amigos y mi estilo de vida en casa... Me iré a cualquier bar que tenga WiFi y os contaré cómo me va de vez en cuando, así no me siento tan solica.

3 INTENTOS:

  1. L'autor ha eliminat aquest comentari.

    ResponElimina
  2. Muchas gracias, Bárbara. Tranquila, cuando lo acabe del todo, lo dejaré leer a quien quiera ;)

    ¡Ánimos con los exámenes!

    ResponElimina
  3. Estás tardando. ¡VENGAAAAAAAAAAA! ;)

    ResponElimina

:)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...