dijous, 14 de juny de 2012

Yo te maldigo, Diosa Fortuna


Que tengo mala suerte lo sabemos todos. Pero no ésa tópica de: "Ay, es que tengo mala suerte con los hombres..." No, esa ni siquiera es suerte, porque, no jodamos, el amor no tiene nada de azaroso, tienes que currártelo. Pero bien, ese es otro tema. La suerte de verdad, el AZAR más completo y simple está contra mí. Porque se me han cagado muchos pájaros encima, y siempre que sortean algo, nunca me toca.

En parte, tenía asumido que no me iba a tocar la plaza de prácticum por la que suspiraba pero, joder, no pensaba que tendría tan mala suerte como para que no me tocara ninguna de las 10 plazas que había solicitado en centros de clínica.

La plaza en Patologías (mi primera opción) le ha tocado a una chica que aprecio mucho, y ha sido una batalla justa y limpia. Pero luego, de todos los papelitos que no han tocado, han hecho un pilón y luego una mano inocente ha ido sacando nombres. A medida que te nombraban, podías elegir plaza de las que quedaban, aunque no la hubieras escogido entre tus preferencias, fuera del ámbito que fuera. Y eso me ha jodido. Una a una han ido escogiendo las otras plazas que yo había seleccionado, esperando a que el maldito siguiente papel fuera el de mi nombre.

Cuando han dicho mi nombre, ya no quedaba ninguna plaza de Clínica, y he tenido que pedir que me enseñaran la lista del ámbito Social (que sobraban más plazas). De las pocas que quedaban, sólo dos eran en mi ciudad, y he acabado eligiendo el Centro de Planificación Familiar.

Así que, bien, iré a un centro de Planificación Familiar durante un semestre. Pero como yo soy una persona optimista de esas de "al mal tiempo buena cara", pues me conformo y no pasa nada. Seguro que allí aprenderé también, y si tengo la oportunidad de hacer el PIR, ya me cansaré de ir a Centros de Clínica, así que, ya veremos qué tal sale todo.

2 INTENTOS:

  1. ¿Planificación familiar? ¿Allí es donde suministran la perniciosa pastilla del día después a jóvenes alocadas que banalizan su sexualidad? Qué vergüenza me das. Espero que Gallardón cierre todos esos perniciosos centros y que el peso de la ley caiga sobre personas como vosotros, capaces de trabajar en la destrucción de la raza humana.

    Y encima tienes el santo valor de culpar a la diosa Fortuna de tus desventuras. La diosa Fortuna se ríe de nosotros con su Cuerno de la Abundancia a cuestas. Me dais verdadera pena.

    Ahora me retiro a pasar revista al servicio.

    ResponElimina
  2. Ahí es, exacto -.-
    Y mira que hice sacrificios a la Diosa Fortuna, y ni caso. Asesiné a mi hermana pequeña. Todo para nada...

    También es donde van las menores a abortar. A ver qué tal. Aprender creo que voy a aprender igualmente, a lo mejor hasta me gusta, y arderé en el infierno.

    ResponElimina

:)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...