dilluns, 11 de març de 2013

Excursión a Rocacorba

El sábado, mi novio y yo cogimos una mochila, dos botellas de agua y dos bocadillos y nos fuimos a subir el Rocacorba.



Fueron unos 10 kilómetros a pie, aunque tardamos menos de lo que pensábamos (resulta que no soy tan lastre cómo creía, pero un poco sí). Disfruté mucho aunque las agujetas aún me duran. 


Me encantaba el olor a naturaleza, el silencio y el aire fresco. ¡Y las vistas!. Además, pudimos hablar mucho mi novio y yo de tonterías varias (a veces con la tele delante se hace difícil hablar durante horas, a parte de que nos vemos pocas horas al día porque él trabaja mucho, claro).


Nos reímos mucho, hicimos el tonto por ahí, saltando como cabrillas locas (más él que yo) y contando historias de miedo.

0 INTENTOS:

Publica un comentari a l'entrada

:)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...