dimecres, 16 de desembre de 2015

Cómo es realmente tener un PPP (parte II)

En la primera parte hablé sobre los mitos que giran en torno a los PPP (sobre todo a los doberman), y en esta me gustaría hablar más sobre situaciones específicas que me he ido encontrando.

Por ejemplo, me gustaría hablar de cómo fue introducir a la Tali en el "grupillo" de gente que teníamos perro que nos encontrábamos en un lugar asiduamente. Estas personas tenían en su gran mayoría perros pequeños, y siempre que venía un perro grande nos destrotaba a nuestros pequeños porque se asustaban y ladraban y blablabla, así que claro, a la que pasé a tener una cachorra de doberman, ya me podía ir despidiendo de ir por ahí.


Al principio muy bien porque claro tenía 2 meses y pesaba como 6 kilos, era super pequeña, pero ya me hacían muchas preguntas en plan: "pero ¿y si mata a la Sona, y si le hace daño?". Con eso también querían decir: "¿y si mata a uno de nuestros preciosos y adorados perros?".

Y me molestaban algunos comentarios del tipo: "ay, pobre Sona, la que te ha caído, te han jodido la juventud". Porque, a ver, ellas se han llevado siempre muy bien, ¿quién eres tú para asumir nada? (la que hacía esos comentarios no me caía demasiado bien, odio a la gente que habla con los perros cuando en realidad te está tirando indirectas a ti...)


Y dejé de ir allí en cuanto vi que estaba perfectamente socializada con perros pequeños (a parte de convivir siempre con la Sona). Y pasé a ir a la zona de los perros grandes en la que, sinceramente, estoy mejor. Al principio a la Sona le costó adaptarse porque le daban miedo esos labradores enormes todo el día corriendo arriba y abajo, pero ya se ha acostumbrado y juega con ellos.

Total, que a medida que la Tali ha ido creciendo, los comentarios han ido pasando de "aaaay, qué mono" a "hostia, ése es ese perro tan peligroso, apártate".

También me pregunta mucha gente que si se llevan bien la Tali y la Sona, que si no se pelean. Y yo en plan: "¡¿pero por qué se tendrían que pelear?!". A ver, cada una tiene su sitio de descanso, sus mimitos, su comida, su agua, y comparten juguetes. ¿Tan increíble os parece que la Tali no debore a la Sona para desayunar? Son PERROS, son animales que viven en grupo, qué más da el tamaño, si se quieren como hermanas.


Oh, Tali, por favor, ¡no me mates!

Muchas veces voy andando tranquilamente y la gente que pasa por mi lado dice: "uy, ése tiene que ser muy peligroso porque lleva bozal, seguro que muerde". Y yo antes me callaba porque pá qué. Cómo explicarles que es una perra muy buena, pero que tiene que llevar bozal porque es obligatorio (más adelante explicaré qué hay que hacer y qué normas seguir, algunas absurdas, para tener un PPP).

Y un día, iba tan tranquila por la calle y había 4 viejos parados en la acera por la que tenía que pasar, super estrecha. Y voy a pasar y con la correa pongo las perras en fila india a ver si me dejan pasar, y cuando hacen como que se apartan un poco, una vieja me suelta: "uy, a ver si me va a morder el perro" con tó el asco. Y yo le solté, con tó el asco también: "No, no te muerde".


U hoy mismo, que iba paseando con mi hermana y las perras, y se oye: "AAAAAAY, QUÉ MONOS". Una locaza, desde la otra acera, se ha acercado, cruzando sin ni mirar (pa qué) y cuando estaba llegando dice: "¿de qué raza es ése?", señalando a la Tali, que venía a tocarla. Y yo: "doberman". Y ella se para en seco, levanta las manos y dice: "ay, ahora me has jodido, yo que quería hacerle mimitos". ¿HOLAAAAA? ¿Y ahora porque su raza tiene otro nombre, no la vas a acariciar? Le he dicho que no pasaba nada, que es un cachorro normal y corriente, y al final la ha tocado y ¡SORPRESA! no le ha arrancado el brazo...

O el otro día, que íbamos por la calle con la Tali con la campana porque le operaron la cola (también hablaré en otra entrada sobre la gilipollez de cortar colas y orejas, si total luego lo hacen mal), y un tío, mientras podíamos oírle, le dice a otro: "ése lleva campana porque le han cortado las orejas, seguro que es perro de guarda y le cortan las orejas para que sea más agresivo".


MIRA, DE VERDAD. Si te fijas un poco verías que en las orejas no le pasa nada, sólo lleva una campana como cualquier otro perro que tenga una herida y no se la puede lamer. PUNTO.

Y no sé, pero cada vez tengo menos paciencia y me enfado más con estas tonterías, cuando sé que debería pasar, pero es que os he contado dos, pero es que me pasa alguna de éstas casi cada día. Pero es que me da tanta rabia la incultura de algunas personas con el tema perros, no te digo ya con los que son "potencialmente peligrosos".

Si alguna vez vais por la calle y queréis comentar algo de alguien, o incluso de un "puto perro", esperad a que los dueños no os oigan, tío, un poco de educación, que podéis molestar con vuestros comentarios. 

0 INTENTOS:

Publica un comentari a l'entrada

:)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...