diumenge, 13 de desembre de 2015

Me he subido al carro de los champús ecológicos

Para esta entrada voy a hacer un poco de trampitas, y es que, ¿para qué echaros todo el rollo sobre qué son los champús sin sulfatos ni siliconas, ni que són éstos, si ya están bien explicados en otras entradas de otras blogueras? Así que os pondré links del blog de dónde yo saqué la información y el que me animó a probarlos, y ya luego si queréis ahondar en el tema, pues os lo leéis.


Pues empecemos. Yo siempre he tenido el pelo un poco 'hecho mierda' desde que a los 14 años decidí empezar a teñirme como una loca y de todos los colores. He tenido el pelo negro, rojo, azul, con mechas californianas de ésas, incluso hace tres años se me fue la pinza y me puse de rubia...

Y bueno, que desde entonces, sobre todo por culpa de la locura de decolorarme el pelo, tenía el pelo muy seco y castigado. Entonces pensé que le remedio sería ir cortando y ya crecería, pero no, también debía tratar el pelo que me quedaba. Por ese entonces yo usaba el champú, acondicionador y mascarilla TRESemmé Liso Keratina.


Y como que no veía yo ningún arreglo, ni nada extraordinario, y me cansé, quería cambiar. Así que por un precio similar empecé a usar champú, acondicionador y mascarilla Pantene Repara y Protege.


Y que nada, oye, que sí que olía muy bien y tal, pero que no veía yo que me reparara ni me protegiera nada excepcional. Además, empezó a caérseme un poco más el pelo (que ya es decir) y una amiga me comentó que testaban con animales y le cogí un poco de asquete.

A todo esto, dió la casualidad que vi una serie de entradas en el blog SoyMia, en las que hablaba de los champús sin siliconas ni sulfatos ni parabenos, y además recomendaba una marca en concreto: Giovanni

Y eso es lo que yo buscaba, la recomendación de una marca en particular, porque al menos puedo probar una y a partir de ahí comparar o buscar otras similares, si no estaba un poco perdida... Pero antes de comprar nada, y coincidiendo con que tenía hora con mi peluquero de toda la vida para hacer un saneamiento de puntas (tuvo que cortar bastante...), le pregunté por los champús ecológicos (o sin sulfatos ni siliconas) y me recomendó la marca que ellos tenían en su peluquería: Natura Sibérica, me habló muy bien de esta gama, aunque ya se me iba un poco de presupuesto. 



Mi peluquero también me recomendó un tipo de peine desenredante que me iría muy bien, porque tengo el pelo muy fino y me lo rompo yo misma al peinarme y darme tirones. El cepillo que me recomendó era el D-Melo Melo de Sibel, y estuve mirando reviews por internet y comparándolo con el famosísimo Tangle Teezer, y decidí que me iría mejor y que el precio jugaba a mi favor, así que al día siguiente se lo compré, y es de lo mejor que he comprado cosméticamente.


Así que, decidida a probar los champús de Giovanni, me metí en la web de iHerb y, aprovechando un descuento de 5 euros que la autora de SoyMía había puesto en su Twitter, me compré el champú y el acondicionador de Giovanni: Tea Tree Triple Treat.



Peeero, como tardaban mucho en llegar (más de dos semanas) y yo estaba impaciente por empezar con mi tratamiento capilar, y había visto buenas reseñas sobre otra marca de champús similares, Urtekram, que además estaba físicamente en una tienda ecológica de mi barrio, pues fui y me compré 1 litro del champú de rosa de Urtekram (no tenían el acondicionador).


Y sabéis que pasó, ¿no? Justo al día siguiente, que es cuando me iba a lavar el pelo y probar el champú, llegó el pedido de iHerb con mis champú y acondicionador de Giovanni, Así que el litro de Urtekram sigue ahí, sin estrenar en la bañera, y he probado los Giovanni durante dos semanas.


MI EXPERIENCIA

Sí que es verdad que cuesta un poco más de lavar el pelo porque hace menos espuma y se enreda más, pero si vas con cuidado y te desenredas con los dedos (o con el cepillo de Sibel, que también lo uso bajo la ducha) no hay problema. 

Me noto el pelo mucho más denso, brillante y es cierto que se me cae menos, aunque no sé si es por el champú, el peine desenredante o los dos. Sea como sea, yo me veo el pelo (y los demás empiezan también a verlo) más bonito y con volumen, tengo las puntas bien (no colgajos de hilos como antes), y el pelo no se me encrespa tanto como antes, y mira que hay humedad en esta ciudad... 


Además me dura más tiempo limpio y yo me noto más limpia y fresca. Me lavo el pelo cada dos días y no voy sufriendo por si al segundo día se me ve graso o apelmazado.

Lo único malo es que el champú que uso ahora es mentolado y es tan refrescante que incluso me pica un poco a los ojos a veces, Y si te tocas con los dedos con champú, te entra un frescor donde sea que te hayas tocado, y a veces puede no ser bueno. Tendré que probar el Giovanni: Smooth as Silk, también.

Y tengo ganas de probar el Urtekram, que es el que me salió mejor de precio al comprar 1 litro. A ver, a ver, ya iré actualizando las reseñas.


0 INTENTOS:

Publica un comentari a l'entrada

:)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...