diumenge, 18 de novembre de 2012

Lo poco que sé del Guild Wars 2, de momento

Este fin de semana, en vez de leerme los artículos que tenía que leerme, he estado jugando a varias cosas (y viendo varias series, pero ya hablaremos de eso otro día). 

Un amigo mío que juega al Guild Wars 2, un juego de rol masivo, similar al World of Warcraft pero muy diferente (cuando has estado 3 años enviciada al WoW, ya nada es lo mismo...), me ha dado una cuenta de prueba para el fin de semana, y no lo he probado mucho porque tengo un vicio con el Black Ops 2 que sí que es normal, pero que me hace olvidar todas mis obligaciones.

En el Guid Wars 2, me he creado cuatro personajes (con lo que me gusta a mí crear personajes, por favor).

Os presento a Wiennah (tiene ese nombre porque cualquiera que ponía ya estaba cogido). Ésta mujén con ese pelo Pantene (por eso está de lado, para que lo contempléis) tiene un ataque muy gracioso que se llama Clon de éter. Consiste en que va tirando un rayo lila y van saliendo clones de ella misma que no hacen NADA. Pero luego puedes explotar a los clones y hacen daño al enemigo. Es muy "what the fuck", pero me gusta. 
Lleva una máscara muy fea, pero todas eran bastante horribles, pero bueno. Le he puesto un tatuaje que le cubre los brazos y las piernas, no sé por qué. Esta clase en sí no me ha acabado de convencer. 

Luego viene Rozh Liena, una Sylvari. Esta gente son medio humanos medio plantas, no sé, una cosa rara, pero el creador de personaje de esta raza está muy bien, puedes escoger el patrón de piel, y los peinados son muy divertidos, son hojas, vaya. 
Escogí una guardabosques porque decía que usaban arco, pero luego usaba un hacha. Supongo que tiene que tener un nivel superior para poder usar el arco. Una lástima.
Lo bueno es que me acompaña un leopardo que me ayuda contra los enemigos. Y que es muy mona.


Os presento también a Carlos Borromeo. Tampoco encontraba un nombre digno para él que no estuviera cogido, y le puse el nombre del santoral de mi padre, que se llama Carlos, sin el Borromeo. Pero, ¿a que mola?
Es un humano con un pasado muy oscuro y un morado permanente en un ojo, juas. Lo hice lo más guapo que pude, y por supuesto, Elementalista, que es de siempre la clase que más me gusta en todos los juegos similares, que pueden tener otros nombres como mago, hechizero... 


Y por último, y no menos importante porque creo que es la que más me ha gustado, la Nigromante (porque, seamos sinceros, el Elementalista está ya muy visto, hechizos de agua, fuego, tierra o aire).
Se llama Lucy Inferno (de Lucifer, hehehe, se ma va...). Es también Norn, pero me he currado un poco más su aspecto y su tatuaje. Mi novio dice que se parece a mí (espero que no).
Ésta mola porque es una mala malota que invoca muertos para partirle la cara a sus enemigos. Y tiene ataques como: Garras desgarradoras (válgame la redundancia) y Garras espantosas. Además se puede convertir en forma espectral (un humo verdoso) y seguir partiendo caras.
Lleva también una máscara (a escoger entre calavera, demonio o espectro fantasmal) de un demonio, que queda hasta chula.



Total, que el juego me gusta pero no me lo compraría por cuatro simples razones:
- no tengo dinero
- no tengo tiempo para disfrutarlo como debería
- no quiero volverme adicta a otro juego de rol online, porque tengo un historial que tela
- cuesta mucho subir de nivel, se hace un poco pesado al principio (luego no sé...). No como en el WoW ¬¬

Y como hoy se me acaba el período de prueba y sigo sin tener ganas de hacer lo que tengo que hacer, voy a jugar un ratillo. Lo que se me hace difícil es escoger con cuál quiero jugar. Creo que cogeré a Lucy Inferno, que es con la que menos he jugado.

0 INTENTOS:

Publica un comentari a l'entrada

:)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...