dissabte, 3 de novembre de 2012

¡No quiero estudiaaaar!


Quizás está mal que lo diga pero, hasta ahora, yo siempre había sido una buena estudiante. Bueno, no, una buena contestadora de exámenes, dejémoslo así. Porque estudiar, lo que es estudiar, tampoco lo hacía mucho. 

Cogía el libro, me miraba un poco el temario y más o menos sabía discriminar lo que era importante de lo que sabía que no preguntarían y me acordaba más o menos del contenido. Luego en el examen, sólo tenía que recordar en mi carpeta de archivos mental qué era lo que decían los apuntes sobre tal tema y ya estaba hecho.

Pero es que a medida que han ido pasando los años, me he hecho más perra. No es que haya perdido esa capacidad de síntesis y memoria que tenía antes, es que ya ni siquiera soy capaz de coger los apuntes y leérmelo. Es que no quiero, oye. 


Siempre hago lo mismo: me espero al día antes del examen para pasarme toda la tarde anterior pasando los apuntes (osea, pasar los powerpoints caóticos de los profesores a Word, ordenadito, y subralladito y esas cosas, pero sin leérmelo realmente), y luego me imprimo los apuntes, los encuaderno y ahí se quedan: preciosos, con sus tapas, bien ordenados, olvidados...

Mis apuntes perfectos
Y eso es lo que me pasa ahora. Tengo un examen final el lunes, y hasta puede que suspenda la optativa, porque este curso (el último de la carrera) me lo estoy tomando con tanta calma que aún ni siquiera ha empezado para mí. 

Y pretendo aprobar el PIR y no soy capaz de irme mirando el temario durante el curso para ir mejor preparada después, como dije que haría...

Ains, va, me voy a leer un poco lo que tengo que estudiar... (O no...)

0 INTENTOS:

Publica un comentari a l'entrada

:)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...